Nutrire: valoramos quien valora usted!

Menu

Gostou desse conteúdo? Preencha o formulário abaixo para receber mais novidades exclusivas do nosso blog:

Você gosta de cães ou gatos?

08.06.2018

Castración en perros, ventajas y desventajas

Hay muchas dudas, mitos y polémicas cuando el tema es castración, como

por ejemplo qué edad es la correcta para realizar el procedimiento, alteración

en el comportamiento del animal, riesgos y beneficios a la salud, etc. En

realidad, hay ventajas y desventajas al elegir este procedimiento.

Entre las ventajas, si se realiza la castración en perras antes del primer celo,

se elimina la chance de embarazo psicológico, las chances de desarrollo de

tumores de mama se reducen en aproximadamente 99%, además de eliminar

el riesgo de tumores en el ovario y útero y complicaciones después del celo

como piometra, que es una infección uterina y puede llevar a la muerte,

además de evitar el uso de anticonceptivos y el sangramiento del celo.

Ya en el macho, las principales ventajas siempre y cuando el procedimiento

se realice entre los 6 y los 10 meses de edad, están la eliminación del riesgo

de tumor de testículo, la disminución en el riesgo de desarrollo de cáncer de

próstata, disminución de disputas por hembras y territorio (principalmente la

demarcación por el hábito de orinar).

Además de las ventajas específicas relacionadas al género, hay algunas en

común para machos y hembras, como el control de población, la disminución

del riesgo de transmisión de enfermedades sexualmente transmisibles, y el

aumento de la expectativa de vida.

El mito de que la castración reduce la agresividad de los perros es falso. En

realidad, la agresividad está relacionada principalmente con la cría y

entrenamiento, entonces castrar un perro adulto con temperamento agresivo

no solucionará el problema, como también castrar un perro de guardia no

significa que no servirá más para el desempeño de la función.

Sin embargo, hay algunas desventajas de la castración, como, por ejemplo, el

aumento del riesgo de obesidad, porque después de la castración existe la

tendencia de aumento de peso debido a que el animal desarrolla hábitos más

“sedentarios” y un relativo aumento en el apetito, incluso compulsivo, por lo

tanto, se debe controlar la alimentación e incorporar ejercicios físicos a la

rutina del animal. Si se hace la castración en hembras muy jóvenes, eso

puede ocasionar incontinencia urinaria y en machos muy jóvenes puede

ocasionar el crecimiento excesivo y/o la displasia de cadera por el hecho de

que aún están en etapa de crecimiento, también hay aumento de riesgo de

hipotiroidismo. Por último y también muy importante, existe el riesgo

quirúrgico por haber necesidad de anestesia, por el procedimiento en sí, y

también algunos cuidados postoperatorios.

Después de todos los pros y contras, si se decide por la castración, lo más

importante es que el procedimiento solo puede ser realizado por un médico

veterinario, por eso busca a tu veterinario de confianza.

Volver
06.12.2019

Cómo evitar hormigas en el pienso

Lea más
26.06.2019

¿Cuál es el collar ideal para tu mascota?

Lea más
02.07.2018

Cuidados en la alimentación de la gata gestante y lactante

Lea más