Nutrire: valoramos quien valora usted!

Menu

Gostou desse conteúdo? Preencha o formulário abaixo para receber mais novidades exclusivas do nosso blog:

Você gosta de cães ou gatos?

10.07.2019

Los perros y gatos también pasan por la adolescencia, explica un especialista

Créelo: los animales también tienen adolescencia y pasan por esa etapa difícil

con rebeldía. Pereza, desobediencia y deseo de libertad son algunas de las

características de ese período después de la infancia para los niños, pero

perros y gatos también presentan los mismos síntomas.

El médico veterinario Cleiton Rupolo, especialista de Nutrire (industria de

alimentos de alta performance para mascotas), explica lo que ocurre en esa

etapa y de qué forma los tutores deben actuar para asegurar el bienestar del

animal

Perros

Tal cual ocurre con los niños, los perros también salen de la infancia y entran

en la más conocida como “etapa de rebeldía”. Además de los cambios físicos,

alteraciones comportamentales ocurren y saber cómo lidiar en ese período es

muy importante.

“La adolescencia de un perro surge en el comienzo de los seis meses de edad

y va hasta los 18 meses, como máximo. La producción mayor de hormonas

conlleva a cambios de intereses y pueden complicar la relación de las

mascotas con sus tutores”, explica. Pero, afecto y determinación van a ayudar

a pasar esa etapa de forma tranquila y feliz con tu mascota.

En esa etapa, el entrenamiento del perro requiere más paciencia, consistencia

y persistencia. “Es bueno que todos utilicen las mismas palabras de comando

y comprendan que todo lo que el animal aprenda ahora, lo llevará para la

etapa adulta”, agrega.

Cuando el perro ya es adiestrado, puede ocurrir que no obedezca como

antes, por eso la paciencia es el secreto de la comunicación eficiente. “La

etapa de la adolescencia no es fácil para el animal y la rebeldía pasará con el

tiempo”, dice.

Además, el perro puede ponerse más valiente e instigado a nuevos

descubrimientos. Lo ideal es no abrir mano del collar a la hora del paseo, por

ejemplo, principalmente porque ellos desearán explorar nuevos lugares y hay

peligros inminentes si la mascota sale corriendo por la calle.

“El animal adolescente puede desear la presencia de otros compañeros, pero

los juegos no deben pasar del límite. Muchas hembras, por ejemplo, no

aceptarán la compañía de otras hembras – lo cual puede generar

confrontaciones”, alerta el Dr. Rupolo.

Los machos suelen interesarse por las hembras en ese período y también

tienen la tendencia a marcar el territorio, lo que también puede generar peleas

con otros machos. Todo cuidado es poco. “No te olvides de dejar siempre

claro quién es el líder, pero evita puniciones, gritos y rezongos – eso solo aleja

tu perrito de ti. El afecto es siempre la mejor forma de lidiar con la rebeldía de

tu mascota”, evalúa.

Gatos

Aprender y jugar son los lemas de un gato adolescente. Además de ser más

cariñosa, la mascota en esa etapa de la vida es llena de energía y necesita

divertirse bastante para gastar todo eso. Al mismo tiempo, los felinos también

suelen dormir más que cuando eran cachorros. “Por lo tanto, que no te

extrañe si el animal descansa 15 o 16 horas en el día”, dice el especialista.

El Dr. Rupolo también alerta para los incómodos muebles estropeados. “Si no quieres tener sofás y sillones rascados, lo ideal es invertir en un rascador,

pues el gatito adolescente es extremadamente curioso y cualquier ambiente

puede tener muebles interesantes y atractivos para afilar las uñas”, sugiere.

A pesar de que los juegos aún son la gran atracción del gato adolescente, otra

cuestión importante es la demarcación del territorio – que lo hacen tanto

machos como hembras. “La orina fuera de la caja de arena es la forma más

común de demostrar que aquel ambiente es del animal y de nadie más”, dice.

La castración es la forma más segura de evitar ese comportamiento – además

de ser importantísimo para la salud del felino. “Una gata en celo puede

molestar a los vecinos y es muy incómodo para el minino. Por eso, es siempre

indicado pedir orientación sobre el procedimiento a un veterinario de

confianza. Teniendo en cuenta que la sobrepoblación de animales domésticos

es un caso de salud pública, la castración ayuda a evitar el abandono de

cachorros, impide las camadas no deseadas y prolifera la cultura de la

posesión responsable”, revela el veterinario.

Independientemente de que tu compañero sea cachorro, adolescente, adulto

o mayor, sé paciente y afectuoso con él. Hay muchos mitos en torno de los

gatos, uno de ellos es que no son tan apegados a las personas. Pero esos

animales también se sienten acogidos, cuidados y seguros cuando están con

sus tutores. Un gatito adolescente necesita solamente atención e interacción

para que crezca sano y se vuelva un adulto feliz.

Volver
07.11.2018

Nutrire presenta Monello Select

Lea más
08.06.2018

Castración en perros, ventajas y desventajas

Lea más
25.09.2019

Los perros y el temido gusano del corazón

Lea más